HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

30 noviembre, 2009

.::Giorgio Bongiovanni, 20 AÑOS DE ESTIGMAS::.

El día 2 de Setiembre de 1989, Giorgio Bongiovanni, acompañado por un matrimonio amigo, concurre como había sido solicitado por la Virgen Myriam en su aparición anterior, a la ciudad de Fátima, Portugal. Es ahí, frente a la encina testigo de las apariciones de Nuestra Señora en 1917 a los tres pastorcitos, donde Giorgio tiene la visión. Un globo luminoso, el cual se acerca y de él sale la figura de la Virgen, la cual le da el tercer mensaje de Fátima para divulgar al mundo y la misión que Giorgio deberá llevar en adelante. La Virgen le dice que dará una señal que todos podrán observar y es en ese momento en el cual del pecho de la figura, salen dos rayos de luz, los cuales golpean a Giorgio en las manos. Es entonces cuando aparecen los estigmas en las palmas de ambas manos sangrando y con un profundo dolor. Al poco tiempo, la piel del reverso de las manos comienzan a tensarse, como si un clavo invisible estuviese empujando desde adentro tratando de salir al exterior, hasta que se produce la herida del otro lado. La estigmatización de las manos están completas y el comienzo de una serie de sucesos que cambian la vida de Giorgio y todos los que lo rodean.
Exactamente dos años mas tarde, el 2 de Setiembre de año 1991, en su casa de Porto Sant´Elpidio, Italia, surgen los estigmas de los pies, ambos pies presentan dos cruces de sangre, una por castigo de los culpables y otra por redención de aquellos que han aceptado el mensaje del Cielo.
En el mes de Mayo de 1992, Giorgio se encuentra en Montevideo, en su 2ª visita por tierras uruguayas, el día 28 de ese mes, en esta ciudad, se produce la aparición del 5º estigma, una herida en su costado, dibujando en su sangrado un cáliz, con un profundo mensaje del Maestro Jesús.
Entrado un nuevo año más de trabajo en la obra, Giorgio está nuevamente en Uruguay y está programando un viaje a la localidad de 'La Aurora' conocida por los avistamientos de objetos voladores desde hace muchos años. Después de haber tenido un avistamiento en horas de la noche con un grupo de colaboradores, se retira a reposar en un hotel de la ciudad de Salto y nuevamente ocurre otra estigmatización, una gran Cruz aparece en su frente, la cual permanecerá durante muchos años, hasta que en el año 2002, Giorgio pide a la Virgen que le saque la cruz ya que su misión lo hará caminar entre jueces y juzgados, señalando uno de los rostros del anticristo: la mafia. Así fue, mas el dolor sigue.
El mismo 2 de Setiembre pero del año 1996, Giorgio se encuentra en la casa de su hermano Filippo, en Floridia, Italia. Faltando tres días para su cumpleaños número 33, llora lágrimas de sangre y además de sangrar por sus estigmas, también sangra por la cabeza, justo en el lugar donde a Jesús le pusieron la corona de espinas. El mismo acontecimiento tomará lugar el 2 de Setiembre del año 1997, nuevamente aparecen lágrimas de sangre en el rostro de Giorgio y la sangre por la corona de espinas. El 2 de Setiembre de 1998 Giorgio vuelve a sangrar por la corona de espinas y a llorar lágrimas de sangre. El 2 de Setiembre de 1999 se cumplen diez años de sus estigmas y por cuarta vez la sangre emana de los ojos y de la corona de espinas. Es el comienzo de la tercera parte de su misión, vinculándose de lleno en los procesos judiciales contra los mafiosos y a favor de aquellos que dan la vida por hacer cumplir la justicia.
El esperado 2 de Setiembre del 2000 llega y nuevamente el prodigio se hace presente, la lagrimación y la sangración de la corona de espinas van acompañados por otras heridas presentes en su cuerpo. En los brazos, en las muñecas, en los codos y en las rodillas, tiene heridas como si hubiese recibido un gran castigo físico.
Como hemos visto, el día 2 de Setiembre tiene un profundo significado para el Cielo. Es el comienzo de la misión de Giorgio Bongiovanni, en varias ocasiones él mismo ha mencionado que ha sido su segundo nacimiento, el comienzo de la obra de concientización, denuncias contra las injusticias, el despertar de muchas almas y una disposición total a ser el Mensajero de los Seres de Luz.
Marcelo Mas (Un punto en el Infinito)

LOS ESTIGMAS DE GIORGIO BONGIOVANNI

Desde el 2 de septiembre de 1989 hasta la fecha las heridas que el hombre de este mundo le infligió a JesuCristo se han hecho presentes en el cuerpo de Giorgio Bongiovanni, signos evidentes que llaman a despertar la conciencia de la humanidad. Las sangraciones que sufre Giorgio Bongiovanni son prácticamente diarias, con mayor o menor intensidad, pero no pasan más de dos o tres días entre una y otra. Esto hasta hoy sucede ininterrumpidamente desde el 2 de setiembre de 1989.









Estos son un inequívoco signo de los tiempos que estamos viviendo y que han sido anunciados. Quien tenga ojos para ver que vea y quien tenga oídos para oír que oiga. Que cada uno saque sus propias conclusiones y tome conciencia de lo que debe hacer. Los estigmas son una señal tangible de la presencia de Jesús Cristo, quien regresa en su segunda venida ya prometida hace más de 2000 años. Giorgio Bongiovanni lo anuncia.


20 AÑOS CON LOS ESTIGMAS
(Rosario, 21/11/09)




Lo que sigue no pretende ser una crónica del Encuentro de Arcas del Mundo realizado en Rosario el 21/11/09, sino la expresión de mi experiencia sensible de un acontecimiento no comparable con ningún otro en mis años de pertenencia a la obra.
El 20 de Noviembre, estando en mi casa, se me aparecieron en la mente unas palabras, mientras una profunda emoción se apoderaba de mí, al punto que estallé en llantos.
Le pedí a Alejandra que escribiera, y las palabras fueron estas:
20 años de un milagro cotidiano que se manifiesta ante nosotros.
20 años de sufrimiento de un Justo.
20 años de alquimia sagrada que se hace sangre para nuestra redención.
Gracias Giorgio por tu entrega.
Gracias Maestro Jesús por tu permanente presencia.
Gracias Padre por darnos la vida.
En ese momento me pareció entender que en mi conciencia se estaban vivificando las palabras y los sentimientos de mis hermanos ante el evento del día siguiente, y así lo manifesté.
Sin embargo, al día siguiente, ya en el salón de S.A.D.O.P., me di cuenta que no era sólo eso. Escuchándolo a Giorgio y compenetrado por la energía del lugar y del momento, comprendí cabalmente su sentido.
20 años de un milagro cotidiano que se manifiesta ante nosotros.
A las 10:15 hs. del día 21, llegamos con Alejandra al Hotel Plaza Real para buscar a Giorgio y llevarlo al salón donde se realizaría el Encuentro de Arcas.
Estábamos en la sala del hotel, cuando apareció Sonia y nos dijo que debíamos aguardar dado que Giorgio había pedido quedarse solo en la pieza porque estaba por sangrar.
Quedamos a la espera y alrededor de las 11:30 hs. bajó Giorgio, muy cansado. Pidió un “capuchino” y mientras lo tomaba, me dijo que su charla iba a comenzar con “La Personificación”.
Me impactó el comentario, pero obviamente no alcancé a vislumbrar su alcance y significado.
Nos dirigimos al salón del encuentro… Estaba colmado y pleno de voces de diferentes tonadas que indicaban los diversos orígenes de los concurrentes, quienes rompieron en aplausos ante la llegada de Giorgio…
20 años de sufrimiento de un Justo.
Gracias Giorgio por tu entrega.
Y lo que siguió fue inenarrable…
El desborde emocional fue la nota que cubrió todo el ambiente.
Vinieron a mi mente las imágenes de los primeros encuentros… aquellos que se fueron… los que quedamos en la Obra… la presencia de aquellos que eran niños y hoy son hombres y mujeres…
Y siempre Giorgio.
Marcado por 20 años de sufrimiento y entrega que dejaron su notoria huella física… Pero siempre Giorgio.
Con su fe inquebrantable, su entrega al Cristo y a la Obra, su Amor inconmensurable, su Magisterio…
Siempre Giorgio… trayendo Paz a nuestros espíritus y llenando nuestros corazones de Amor y sed de Justicia.
Las palabras de Marco Antonio, la promesa de Omar, la emotiva demostración de amor de Erica, las profundísimas palabras de Mara, no hicieron más que corroborar lo que aquí digo, y que selló Raúl con su definitivísimo “Te amo Giorgio”.
20 años de alquimia sagrada que se hace sangre para nuestra redención.
Gracias Maestro Jesús por tu permanente presencia.
Giorgio se dirigió a todos nosotros recordándonos que cuando dos o más personas reunidas hablan del Cristo, Él está presente. Afirmando entonces que “en este salón de Rosario, de Argentina, de la Tierra, del sistema solar, de esta galaxia, está el Cristo”.
Y la personificación se hizo realidad…
Él se hizo presente y se dirigió a nosotros:
“El Reino de Dios está entre vosotros...
Lo digo por última vez hasta mi regreso: El Reino de Dios está entre vosotros.
Pregunten y el Reino de Dios les contestará”.
“Me manifestaré en el mundo con Potencia y Gloria…
Hasta cuando Yo regrese es necesario despertar las almas…”
Y todos sentimos la presencia del Cristo entre nosotros…
Y todos sentimos que la alquimia sagrada nos había redimido…
Y así, en ese entorno… emocionado… agradecidos… plenos… nuestros espíritus renovaron la alianza, LA NUEVA ALIANZA ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.
Y ASÍ, LA VIDA ENTRÓ EN NOSOTROS.
Gracias Padre por habernos dado la Vida

Juan Alberto
28 de noviembre 2009

Fuente:delcieloalatierra.com.ar

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Publicado por un Anonimo..
es falso, los clavos que le pusieron a jesus estaban en las muñecas, no en la mano.
-------------------
Si, tienes razón. Pero la iglesia Católica Apostólica Romana. Les a enseñado a sus fieles en imágenes de yeso u otro material y estampas que las heridas están en las manos. De esta manera el cielo debe elegir este lugar para que el cristianismo pueda creer. L.y U.

Publicar un comentario

 

Webs amigas

.:: La Vida y el Universo ::. Órgano de Difusión Independiente | Copyright © 2009 Designed by fermin8a | diseño

Ir Arriba