HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

11 enero, 2012

.::EL VATICANO Y LA MAFIA::.


HE ESCRITO EL 9 DE ENERO DE 2012:
EL VATICANO Y LA MAFIA
ME DIRIJO A MIS AMIGOS Y HERMANOS ESPIRITUALES CATÓLICOS Y A LOS LAICOS SIMPATIZANTES DE CARDENALES, OBISPOS Y DEL SANTO PADRE MISMO.
A MENUDO EN CONGRESOS Y ENCUENTROS ME HABÉIS OÍDO GRITAR A
GRAN VOZ QUE EL VATICANO HA SIDO CONDICIONADO Y EN PARTE VENCIDO POR LAS ORGANIZACIONES CRIMINALES, COSA NOSTRA IN PRIMIS. A LA LUZ DE ESTA INVESTIGACIÓN PUBLICADA HOY POR EL SITIO DE LA REPÚBBLICA, FIRMADA POR VIVIANO Y TONACCI, CREO PODER AFIRMAR QUE NO ME EQUIVOQUÉ.
SE LEE TEXTUALMENTE EN LA SENTENCIA DEL 7 DE MAYO DE 2010: “COSA NOSTRA EMPLEABA EL BANCO AMBROSIANO Y EL IOR COMO INTERMEDIARIO PARA INGENTES OPERACIONES DE RECICLAJE. EL HECHO NUEVO QUE HA EMERGIDO ES QUE ESTO SUCEDIA AL MENOS TAMBIÉN POR MANOS DE VITO CIANCIMINO, (EX ALCALDE MAFIOSO DE PALERMO, FALLECIDO EN EL 2002, NDR). ADEMÁS QUE POR LAS DE GIUSEPPE CALO”. TAMBIÉN EL HIJO DE DON VITO, MASSIMO CIANCIMINO, TESTIMONIÓ EN EL ÁMBITO DEL MISMO PROCESO CÓMO CIANCIMINOEN LA SENTENCIA DE ABSOLUCIÓN POR EL HOMICIDIO DE ROBERTO CALVI ESTABA IMPUTADO, ENTRE OTROS, EL BOSS DE COSA NOSTRA PIPPO CALO, Y POR CUÁNTO ES UNA SENTENCIA SIN CULPABLES, HAY BASTANTE MATERIAL CÓMO PARA DEMOSTRAR MATEMÁTICAMENTE, GRACIAS AL TRABAJO PRECISO DEL FISCAL TESCAROLI, QUE INGENTES SUMAS DE DINERO DE PROCEDENCIA CRIMINAL HAN TRANSITADO A TRAVÉS DEL IOR PARA SALIR RECICLADAS.
DESARROLLO UN PAPEL CENTRAL EN LA REINVERSIÓN DE ENORMES CANTIDADES DE DINERO, POR CUENTA SUYA COMO TAMBIEN POR LA DE LOS CORLEONESES.
AHORA ME PREGUNTO: ¿POR QUÉ EL PAPA, BENEDICTO XVI O UN VICARIO SUYO DESIGNADO, NO SE DIGNA DE CONTESTAR A LOS EXHORTOS AVANZADOS POR LOS REPRESENTANTES DE LA JUSTICIA ITALIANA? ¿CUÁL ES LA POSICIÓN DE LA SANTA IGLESIA FRENTE A UNA SENTENCIA EMITIDA POR UNA CORTE DE JUSTICIA ITALIANA? ¿Y CUÁL ES LA REACCIÓN DE LOS MUCHOS FIELES FRENTE A TALES VERDADES TERRIBLES Y AL MISMO TIEMPO LAICAMENTE ANTICRISTICAS?
¡GRACIAS A DIOS, Y ES EL MOMENTO DE DECIRLO, LA IGLESIA CATÓLICA NO ES SOLO AQUÉLLA INVOLUCRADA EN ASUNTOS DE MAFIA Y RECICLAJE, SINO QUE TAMBIÉN ES LA DE LOS SANTOS MISIONEROS DEL EVANGELIO CÓMO DON CIOTTI O PADRE ZANOTELLI, ¡PERO ÉSTO NO BASTA!
SOMOS NOSOTROS COMO FIELES, LOS PRIMEROS QUE DEBEMOS PEDIR Y PRETENDER UNA REFORMA, UNA LIMPIEZA Y UNA REAL Y VERDADERA PURIFICACIÓN DE LAS CUMBRES MÁS ALTAS DE LA IGLESIA SI QUEREMOS QUE SE PRESENTE LIMPIA Y TRANSPARENTE A LOS OJOS DEL MUNDO. TAMBIÉN PORQUE, AQUEL QUE CREE, SABE QUE PUDIERA VOLVER “COMO UN LADRÓN EN LA NOCHE” UN TAL JESÚS CRISTO Y PEDIR CUENTAS A LOS “MERCADERES DEL TEMPLO”

GIORGIO BONGIOVANNI

IOR, LOS SILENCIOS DEL VATICANO
Entre el 2002 y el 2008 la Fiscalía de Roma envió tres exhortos a la autoridad judicial pontificia, indispensables para reconstruir el flujo de dinero de la mafia que habría transitado por algunas cuentas secretas del Banco IOR, el Instituto para las Obras de Religión. Una investigación nacida de una costilla del proceso sobre la muerte de Roberto Calvi, el presidente del Banco Ambrosiano encontrado ahorcado en Londres en junio de 1982. Pero la Iglesia no responde.
TRES EXHORTOS SOBRE EL RECICLAJE, PERO LA SANTA SEDE NO
RESPONDE
Por Fabio Tonacci y Francesco Viviano
De la investigación sobre la muerte de Roberto Calvi nace una serie de preguntas incómodas para el Vaticano sobre las relaciones del IOR con la mafia y el crimen. Las que jamás han tenido respuestas. Ahora la nueva Ministra de Justicia Paola Severino tendrá que volverlas a hacer. Esta vez, del otro lado del Tíber, tendrían que responder:
está en juego el procedimiento para entrar en la lista de los “Estados virtuosos” y la solicitud del Papa de una nueva transparencia.
ROMA- Tres trozos de papel incomodan a la Santa Sede. Y podrían hacer estallar un grave incidente diplomático con el gobierno italiano. Son los tres exhortos que la Fiscalía de Roma envió entre el 2002 y el 2008 a la autoridad judicial vaticana,
indispensables para reconstruir el flujo de dinero de la mafia que habría transitado, a través de algunas cuentas secretas del Ior, el Instituto para las Obras de Religión, con el objeto de ser reciclado. Una investigación nacida de una costilla del proceso sobre la muerte de Roberto Calvi, el presidente del Banco Ambrosiano encontrado colgado debajo del puente de los “Monjes Negros” en Londres (Blackfriars) en junio de 1982.
Al Vaticano se le han solicitado los documentos bancarios y actos confidenciales que se remontan directamente al pasado más turbio del “banco de Dios”, el de los escándalos de Sindona y Calvi, del crack del Banco Ambrosiano, de los miles de millones de

dudosa procedencia ocultados a la hacienda y enviados al exterior bajo la dirección de Monseñor Paul Marcinkus, presidente del IOR de 1971 a 1989, fallecido en 2006. Pero a pesar de los avances realizados por la Santa Sede en cuanto a la transparencia financiera, los exhortos, es decir las solicitudes de colaboración judicial para iniciar actos procesales fuera del territorio nacional de competencia (en este caso entre Italia y el Estado Vaticano) rebotan de un despacho a otro entre las paredes del Estado de la Iglesia, sin respuesta.
Un silencio que dura desde hace diez años y que ha empujado al magistrado romano Luca Tescaroli, titular de la investigación sobre Calvi, a escribir el pasado 16 de diciembre a la nueva Ministra de Justicia Paola Severino para que actúe oficialmente con respecto al gobierno de la Iglesia y que “pida respuestas sobre la tramitación de los
exhortos”. Un “problema diplomático” para el gobierno italiano que se encuentra
apretado entre dos necesidades: mantener las buenas relaciones establecidas con el Vaticano pero también mandar señales concretas de oposición al reciclaje y a la evasión fiscal.
Que Cosa Nostra haya ocultado una parte de sus capitales en el IOR y en el Banco Ambrosiano es una realidad judicial comprobada por la Corte de Apelaciones de Roma, en la sentencia del 7 de mayo de 2010 de absolución con fórmula plena para Giuseppe “Pippo” Calò, Ernesto Diotallevi y Flavio Carboni, acusados del asesinato de Calvi. La Corte escribe en esa ocasión: “Cosa Nostra utilizaba el Banco Ambrosiano y el IOR como intermediario para grandes operaciones de lavado de dinero. El hecho nuevo que ha emergido es que estos movimientos eran realizados por lo menos también por manos de Vito Ciancimino (ex alcalde mafioso de Palermo, fallecido en 2002, n.d.r.) además
que por las de Giuseppe Caló. El mismo Massimo Ciancimino, hijo de Vito, ha
hablado varias veces de operaciones bancarias sospechosas y relaciones del padre con altos prelados del IOR. He aquí por lo tanto porque los tres exhortos “jamás tramitados” asumen un ulterior y nuevo interés de investigación.
Con el primero, con fecha 28 de noviembre de 2002, la Fiscalía pedía al Vaticano que “se verificaran los flujos financieros producidos en el período 1976-1982”. Entre el IOR y una serie de bancos italianos y extranjeros como el Banco de Sicilia, el Sicilcassa de Palermo, el Banco Ambrosiano (sedes italianas y extranjeras), el Banco suizo del Gottardo y la red de sociedades relacionadas con éstos en Perú, Argentina, Bahamas,
Nicaragua, Luxemburgo y Venezuela. No solo ésto, se pide que se verifique si “en
el registro de clientes del IOR hay nombres de personas implicadas en las investigaciones”, que sean indicadas “cuáles eran las sociedades atribuibles al IOR en el período 1975-1982”, “cuáles estaban involucradas en el rastrillaje de acciones del Banco
Ambrosiano”, y cuáles eran “las operaciones atribuibles a la sociedad Inecclesia (una financiera venezolana, n.d.r.)”. En práctica la Santa Sede tendría que aceptar abrir un cajón mantenido sellado por treinta años. Y develar la telaraña de actividades y financiaciones del Instituto para las Obras de Religión, ocultadas durante años detrás del status del “sujeto autónomo en un estado extracomunitario” opaco ante el fisco y fuera de las normativas internacionales en materia bancaria.
En el segundo exhorto, del 23 de enero de 2004, el magistrado italiano solicitaba que se revisaran los “telex relacionados con operaciones efectuadas por Calvi en el exterior aprovechando las estructuras materiales de la Ciudad del Vaticano”. En el último, el más
reciente, con fecha del 20 de noviembre de 2008, apunta a verificar cuándo y cómo las dos cartas escritas a máquina por Calvi pocos días antes de morir y dirigidas al Papa Juan Pablo II y al Cardenal Pietro Palazzini, en ese entonces Prefecto de la Santa Congregación para las causas de los Santos, fueron recibidas por los destinatarios. Cartas contradictorias y que algunos consideran que no son auténticas, en las cuales Calvi, asustado y desesperado sintiéndose “acorralado”, cuenta detalladamente algunas operaciones financieras “incómodas” realizadas bajo la cobertura de altos prelados.
Hasta el día de hoy las preguntas de la Fiscalía romana no han tenido respuesta. Una falta de colaboración que podría congelar el procedimiento emprendido por el Vaticano para entrar en la “white list” de los estados “financieramente virtuosos”, iniciada en el 2009 con la firma de la convención monetaria con la Unión Europea y que a mediados
del 2012 tendrá un pasaje decisivo con la presentación ante el Consejo de Europa del informe final de un grupo de expertos sobre cómo el Estado de la Iglesia se adecuó al sistema antireciclaje vigente en la Unión.
De hecho con este objetivo el 30 diciembre de 2010 el Papa Bendicto XVI promulgó la ley Nº 127, que entró en vigor en abril de este año, que afecta al reciclaje de dinero sucio y la financiación del terrorismo. En el artículo 41 se lee que la recién nacida Autoridad de Información Financiera Pontificia “intercambia informaciones en materia de operaciones sospechosas y colabora con las autoridades de los Estados extranjeros que persiguen las mismas finalidades de prevención y de contraste contra el reciclaje”. Por ahora, al parecer, no son más que palabras.
5 de Enero de 2012
LOS MISTERIOS DEL BANCO DE DIOS
Desde Sindona a Roberto Calvi
Reciclaje. Real o presunto. Como sea, el punto débil del Instituto para las Obras de Religión. En mayo del 2010 la Fiscalía de Roma abre una investigación sobre las relaciones sospechosas entre el IOR y diez bancos italianos, entre los que figuran los
colosos Unicredit e Intesa San Paolo, además de realidades más modestas como el
Banco del Fucino. El Instituto vaticano está acusado de utilizar de forma acumulativa, sin proporcionar los datos para identificar los sujetos que hacían circular el dinero por dicho Istituto, una cuenta corriente abierta en la sucursal 204 del ex Banco de Roma (hoy Unicredit) en Via della Conciliación, al amparo de las paredes Leoninas. Violando así la normativa antireciclaje.
En esa cuenta durante dos años circularon 180 millones de euros. La sospecha de la magistratura es que sujetos con residencia fiscal en Italia hayan usado o sigan usando al IOR como una “pantalla” para esconder el dinero de la evasión fiscal o las ganancias de las estafas. Pero todo se detuvo porque los fiscales italianos no tienen competencia para investigar sobre el IOR a no ser que cuenten con un exhorto internacional, a causa de su naturaleza formalmente extranjera. El 20 de septiembre de 2010 nuevamente la Fiscalía de la capital, por indicación del Banco de Italia, dispone el secuestro preventivo (que luego no fue realizado) de 23 millones de euros depositados en una cuenta de la sucursal romana del Credito Artigiano SPA a nombre del IOR.
La sospecha es que incluso en este caso se esté violando la normativa antireciclaje. En la mira de los fiscales hay dos operaciones de transferencia de 20 millones de euros al JP
Morgan de Francoforte y de otros 3 millones al Banco del Fucino. Se investigó al
presidente del IOR, Ettore Gotti Tedeschi y al director general Paolo Cipriani. “La Santa Sede - subraya el Vaticano – se encuentra sorprendida ante la iniciativa de la Fiscalía de Roma, los datos informativos necesarios ya están disponibles en el despacho competente del Banco de Italia. En cuanto a los importes citados se trata de operaciones de giro bancario para tesorería en las instituciones crediticias no italianas cuyo destinatario es el mismo IOR”
CUANDO EL BANQUERO DE DIOS SE CONVIRTIÓ EN “HOMBRE MUERTO”
En 1947 comienza su carrera en el Banco Ambrosiano Veneto, la institución crediticia relacionada con el IOR. Se abre paso gracias a los contactos con la logia masónica P2 de Licio Gelli. La de Roberto Calvi es una historia de bancos y bandas que se termina
trágicamente el 17 de junio de 1982 en Londres. Cuando fue encontrado colgado debajo del puente de los “Monjes Negros”. Una primera investigación archiva su muerte como “suicidio”. En 1992 el caso se reabre. En 1997 llega la primera orden de medida cautelar, al año siguiente una pericia establece la falta de fundamentos de la hipótesis del suicidio. En 2005 inicia el proceso. Según el Fiscal Luca Tescaroli serían tres los móviles fundamentales del delito: el banquero administró mal el dinero de Cosa Nostra; se temían revelaciones sobre el sistema de lavado de dinero orquestado por el Banco Ambrosiano; matando a Calvi se creía que se podría presionar aún más a sus “socios”. En 2007 la Corte de Apelaciones de Roma, absuelve a todos los acusados. En 2010 la sentencia es confirmada en la apelación. Pero en razones se lee: “Roberto Calvi fue
asesinado, no se mató.”
CALVI: “PAGUÉ COIMAS PARA LA IGLESIA NO PUEDO CALLAR HECHOS TAN IMPORTANTES”
El 20 de noviembre de 2008, el magistrado Luca Tescaroli con un exhorto pide que se verifique cómo y cuándo las dos cartas escritas por Calvi pocos días antes de morir llegaron a sus destinatarios. Las misivas escritas por el banquero estaban dirigidas al Papa Juan Pablo II y al Cardenal Pietro Palazzini, en ese entonces Prefecto de la Santa Congregación para las causas de los Santos. El contenido es contradictorio. Según algunos no es autentico: Calvi asustado y desesperado, sintiéndose “acorralado” cuenta detalladamente algunas operaciones financieras “incómodas” realizadas bajo la cobertura de altos prelados.
ESOS EXHORTOS “OLVIDADOS”. PARA ENTENDER AL AMBROSIANO Y AL IOR
Son tres las solicitudes de colaboración judicial que la Fiscalía de Roma envió al Vaticano sin obtener respuesta. Son indispensables para reconstruir el flujo de dinero que la mafia que habría transitado, con el objeto de ser reciclado, por algunas cuentas
secretas del IOR, el Instituto para las Obras de Religión. La primera es del 2002, la segunda del 2004 y la tercera del 2008. El magistrado romano Luca Tescaroli, titular de la investigación sobre el homicidio de Roberto Calvi, el pasado 16 de diciembre pidió a la nueva Ministra de Justicia Paola Severino que actúe oficialmente con respecto al gobierno de la Iglesia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Webs amigas

.:: La Vida y el Universo ::. Órgano de Difusión Independiente | Copyright © 2009 Designed by fermin8a | diseño

Ir Arriba