HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

01 junio, 2012

.::ESCÁNDALOS EN VATICANO::.



DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 31 DE MAYO DEL AÑO 2012:

ESCÁNDALOS EN VATICANO

RECONOCED, SI TENÉIS EL VALOR, NUESTRAS REPETIDAS ADVERTENCIAS Y NUESTRAS CONTINUAS DENUNCIAS CONTRA LAS INIQUIDADES PUESTAS EN PRÁCTICA POR LOS PRÍNCIPES DEL VATICANO.
DESGRACIADAMENTE LA DEBILIDAD DEL PAPA ES UNA SEÑAL CLARA DE QUE NO SÓLO EL HUMO DE SATANÁS HA PENETRADO A TRAVÉS DE LAS FISURAS DE LA IGLESIA, AHORA EL FUEGO DE SATANÁS CORRE EL RIESGO DE QUEMAR LA IGLESIA MISMA.
LA IGLESIA GLORIOSA DE CRISTO TRIUNFARÁ Y TODOS NOSOTROS LOS CRISTIANOS DEBEMOS SACRIFICAR NUESTRA VIDA CON EL FIN DE QUE ÉSTO SUCEDA.
DEBEMOS ANIQUILAR LAS FUERZAS DIABÓLICAS DEL VATICANO.
EN LA ESPERA DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO SOBRE LA TIERRA CON GRAN POTENCIA Y GLORIA (Mateo cap. 24) JUNTO A LOS ÁNGELES DE AYER EXTRATERRESTRES HOY.
LEED, MEDITAD Y DEDUCID!
EN FÉ
GIORGIO BONGIOVANNI
San Giovanni di Polcenigo-PN (Italia)
31 de mayo 2012

DELITOS Y CASTIGOS SOBRE EL SOLIO DE PEDRO
Por Corrado Augias

Varias veces en el transcurso de los años el viento ha sacudido la casa de Dios con ráfagas incluso más intensas que las actuales. Varias veces el humo de Satanás se ha infiltrado en las salas más sagradas de los sagrados edificios, como dijo con pesar Pablo VI. Un ambiente como el del vaticano parece hecho a propósito para sacudidas e infiltraciones dada su escasa transparencia, el obstinado miedo de abrirse al mundo, la atmósfera que se crea siempre en una corte donde un soberano absoluto reina sobre hombres sin familia y depende de su favor toda su vida.
Lo que explica casi por si solo porqué las historias vaticanas han dado vida a una completa corriente narrativa que ve en las novelas de Dan Brown (autor del célebre “El Código da Vinci”) sólo los últimos ejemplos de una muy amplia casuística.
Uno de los ejemplos más antiguos de violencia y traición cometidos para la conquista del solio de Pedro es aquel que tuvo como protagonista a Benedetto Caetani, quien obligó a su predecesor Celestino V (Pietro da Morrone), a abdicar por la impaciencia de subir al trono donde reinaría con el nombre, tristemente célebre, de Bonifacio VIII (1235-1303). El pobre Celestino era un hombre humilde y piadoso, claramente inadecuado para el cargo. Pero la violencia con la que el futuro Bonifacio lo desbancó fue digna de las más siniestras tradiciones del poder.
De hecho Dante lo echará, todavía vivo, al infierno.
El período más fecundo desde el punto de vista narrativo es el renacentista cuando la corte de Alessandro VI Borgia se convirtió en sede de intrigas y delitos cometidos, a veces incluso ante la misma presencia del Papa. Es célebre el episodio de cuando Cesare, hijo del papa y hermano de Lucrezia, atacó en los pasillos vaticanos a un tal Pedro Caldes, conocido como Perotto, de 22 años, primer mayordomo del Papa, precisamente como Paolo Gabriele de quien se habla en estos días. Perotto se entretenía cariñosamente con Lucrezia, cosa que ponía en riesgo el matrimonio al que la hermosa mujer estaba destinada.
Un día que Perotto pasaba de casualidad por un pasillo se topó casualmente con Cesare. Intuyó por una mirada lo que estaba a punto de ocurrir y empezó a correr gritando sin aliento, perseguido por el otro que había extraído un puñal. La carrera terminó en la sala de audiencias donde Perotto se tiró a los pies del pontífice suplicando protección. No bastó. Cesare se arrojó sobre él traspasándolo con tal ímpetu que la sangre saltó hasta el “Papa” manchándole de rojo la blanca túnica.
No sólo delitos sino también orgías caracterizaban la corte en aquellos años. Curas y cardenales mantenían una o más concubinas “a mayor gloria de Dios”, como escribiera el sarcástico historiador Infessura, mientras el maestro de ceremonias pontificio Jacob Burchkardt nota que los monasterios de mujeres ya eran “casi todos lupanares”, distinguiéndose poco o nada las religiosas de las “meretrices”.
Crónicas muy vivaces nos ha dejado el protonotario apostólico Johannes Burchard. Por ejemplo cuenta que una tarde, a una de las habituales fiestas dadas por el Papa: “Participaron cincuenta meretrices honestas, de las llamadas cortesanas y que no eran la escoria del pueblo. Después de la cena ellas bailaron con los sirvientes y con otros que estaban, al principio con sus vestidos puestos, luego desnudas”. La velada concluyó como es posible imaginar, el protonotario transcribe detalles que recuerdan otras y muy recientes noches del mismo tenor.
Por lo demás fue este tipo de atmósfera, sumado a la venta escandalosa de las indulgencias, lo que convenció al fraile agustino Martin Lutero de proclamar la Reforma (1517), que dividiría la cristiandad en forma drástica hasta nuestros días.
Para acercarnos a nuestros años un vasto eco fue levantado por una movida muy ambigua por parte del entonces secretario de Estado Eugenio Pacelli. En 1939, el Papa Pio XI habría querido pronunciar un discurso en el décimo aniversario del Concordato donde además habría denunciado las violencias del régimen fascista y la persecución racial de los nazis contra los judíos. Pero en la víspera de la importante alocución el Papa Ratti murió y Pacelli, que sería su sucesor, hizo desaparecer rápidamente el discurso ya que tenía en mente un diferente tipo de relación con ambas dictaduras. Demostrándolo al convertirse a su vez en Papa con el nombre de Pio XII. Intrigas y traiciones a la sombra del trono de Pedro todas aunadas por elementos que han permanecido inalterados con el paso del tiempo: reticencia a dar informaciones y hasta incluso colaborar con eventuales investigaciones, obstinados silencios a costa de alimentar las peores de las hipótesis.
Hubo una prueba en ocasión de la muerte, otra igualmente repentina, de Juan Pablo I, Papa Luciani. Una vez más el acontecimiento ocurrió en la víspera de una decisión importante con la que el Papa reorganizaría el famoso banco vaticano, bajo la sigla IOR. Las circunstancias del hecho fueron tan oscuras que los medios de comunicación anglosajones plantearon abiertamente la hipótesis de un asesinato, la autopsia probablemente habría ahuyentado los rumores, pero las jerarquías vaticanas la rechazaron prefiriendo mantener un silencio que los alimentó aún más.
Pero el caso más grave de reticencia ocurrió cuando, la tarde del 4 de mayo de 1998, tres cadáveres fueron encontrados en un palacete a pocos metros de las dependencias pontificias. El coronel Alois Estermann, 44 años, comandante de los “guardias suizos”; su mujer, Gladys Meza Romero de origen venezolano; el vice-cabo Cédric Tornay, nacido en Monthey (Suiza), 24 años. Pocas horas más tarde el portavoz vaticano Joaquín Navarro Valls dio la siguiente versión a los periodistas: el cabo, en un brote de cólera descontrolada, mató al coronel y a su mujer para luego quitarse la vida. En vano el abogado francés Luc Brossolet mandó a realizar pericias (en Suiza) que demuestran la grosera incongruencia de dicha versión. Desde entonces nunca más fue modificada.
Repubblica - 28 de Mayo de 2012

DESDE LA P2 A LAS LICITACIONES DEL G8. HE AQUI LA VATICAN CONNECTION
Por Alberto Statera

Los hilos de los hechos de la casa de Dios, anudan en una férrea trama los enredos político-comerciales de la primera y la segunda República.

El escándalo del IOR es apenas la espuma que sale a flote, pero las “cinco llagas de la Santa Iglesia” que el beato Antonio Rosmini enumeró hace casi dos siglos ya han proliferado en la Curia romana en una ilimitada “coalición anticristica de intereses”, como la definen los cristianos de base.
Una Vatican Connection, cuyos hilos unen en una trama férrea las irreverencias político-comerciales de la primera y segunda República italiana.
Sin tener que volver demasiado hacia atrás hasta Sindona, hasta el Ambrosiano, hasta la P2 o hasta el lavado de dinero en el Torreón de Niccolò V de Los sobornos de Enimont, madre de todos los sobornos de la primera República, basta con recorrer los hechos que han señalado los tres lustros del berlusconismo para trazar un compendio casi completo de los escándalos italicos que de alguna manera han transitado el Cortil de San Damaso. Desde la Protección Civil a los Grandes Eventos, organizados por los “Furbetti del Quartierino” (los listillos del barrio), capitaneados por el pio legionario de Cristo Antonio Fazio, íntimo del cardenal Gian Battista Re, a la P3 y a la P4; desde el “San Raffaele de don Verzé” al cúmulo de intereses inmobiliarios de “Propaganda Fide”.
En una muchedumbre de cardenales y especuladores, ministros y oportunistas, Gentilhombres de Su Santidad y quebrados, opusdeistas y masones, cilicios y compaces.

“¿Pero porqué - llega a preguntarse un cura de base como don Paolo Farinella - el Vaticano apoya siempre a los corruptos, a los corruptores, a los ladrones y a los manipuladores de conciencias? ¿Porqué se abandona en manos de Gianni Letta, coordinador de la red de corrupción?”. Si, Gianni Letta, a quien el Secretario de Estado Tarcisio Bertone define como “nuestro embajador en el Estado italiano” y su corte de desenvueltos grand commis, de generales felónes y de descarados especuladores. No sólo el bien conocido Luigi Bisignani (que desde hace poco pactó una pena de siete meses de reclusión por el escándalo P4), quien se ocupó del lavado del “maxi soborno Enimont” y administraba la “Omissis” de Giulio Andreotti en el IOR, pero también la otra eminencia gris de la última década: el señor de las licitaciones irregulares Angelo Balducci, el Gentilhombre de Su Santidad volcado no sólo a la corrupción del dinero y del poder, sino también a la que deriva de sus costumbres sexuales, que ha revelado hasta la vergüenza de un movimiento de prostitución masculina dentro de las paredes leoninas, las mismas que defendieron a San Pedro de los musulmanes. “Angelo – le susurraba al teléfono (registrado por los magistrados – n.d.r.) el corista vaticano que le proporcionaba la “mercancía” entre los seminaristas - no te digo más: mide dos metros de alto, 97 kilos, 33 años, completamente activo”. “Tengo a un alemán recién llegado o quieres estar con el noruego?”. Este Balducci, presidente del Consejo Superior de Obras Públicas, antes del arresto y de la expulsión de los Gentilhombres de los cuales formaba parte desde 1995, diez años antes de Gianni Letta, titular de una cuenta con gran cantidad de movimientos en el IOR, ascendió definitivamente al cargo de fiduciario vaticano en ocasión del Jubileo del año 2000 al séquito del cardenal Crescenzio Sepe, hoy arzobispo de Nápoles, indagado por corrupción, que lo nombra supervisor de las restauraciones y manutenciones del inmenso patrimonio inmobiliario de “Propaganda Fide”. Un centro de poder y de negocios turbios sin igual. Hace de ello una especie de agencia inmobiliaria para los poderosos con condiciones de favor. Si un ministro como Pietro Lunardi quiere hacer un business seguro, Balducci le proporciona un palacete de mil metros cuadrados en calle “dei Prefetti” a precio de favor.
A quién no compra, “Propaganda Fide” le ofrece pisos en las zonas históricas de Roma y Diego Anemone, el empresario protagonista además del escándalo de las licitaciones del G8 de la Isla de la Maddalena (que compró el departamento del ministro Scajola “sin que lo supiera”) que le costó a los italianos algunos cientos de millones de euros; introducido desde hace años en el Vaticano por Balducci a través del monseñor Francesco Camaldo, ex secretario del cardenal Ugo Poletti y jefe del ceremonial pontificio, se los restaura gratis et amore Dei. Alrededor suyo, un aquelarre de prelados más bien siniestros. Desde don Piero Vergari, prior de la Basílica de Sant'Apollinare (donde fue enterrado el boss de la banda del Magliana Enrico De Pedis) investigado por el secuestro de Emanuela Orlandi, hasta don Evaldo Biasini, ecónomo de los misioneros de la Preciosa Sangre y gestor de la caja fuerte negra de Anemone y Balducci.

Está en una mansión concedida por Propaganda Fide, residencia de Bruno Vespa y Augusta Iannini en las cercanías de plaza de España, que en julio de 2010 el cardenal Bertone, huésped con Berlusconi, Gianni Letta y Cesare Geronzi, trata de convencer a Pier Ferdinando Casini para que salve el gobierno del Cavaliere y con él los intereses de la Iglesia. Sobre la terraza que mira hacia Roma también se encuentra el entonces gobernador del Banco de Italia Mario Draghi, quien quizás entiende un poco tardíamente de qué se trata y, con una excusa, deja el convite en cuanto puede. Los otros comensales son más íntimos. Con el secretario de Estado vaticano, que celebró la boda de una de sus hijas, con Geronzi se tutea. Letta es Gentilhombre de Su Santidad, una armada de hombres en frac y collar de oro, denominada “Caballeros de Espada y Capa” útiles para “muchas tareas ocultas”, como dijo el Papa Ratzinger al recibirlos, sin captar la alusión que, a la vista de los hechos, en italiano no resulta muy laudable. La orden reúne a los máximos dignatarios laicos de la “familia pontificia”, en gran parte italianos, un centenar, no pocas veces seguidos por la justicia, como ya le ocurrió al masón Umberto Ortolani gentilhombre – por así decir - del Papa y al mismo tiempo jefe de la Logia masónica P2 en condominio con Licio Gelli. Tres de ellos figuran hoy en el escándalo de la licitación para los “Grandes Eventos”. Los extranjeros de todas formas no elevan la tasa de moralidad del club, visto que figuran, entre otros, Herbert Batliner, el rey de los fiduciarios offshore, implicado en la historia del Banco Rasini, del cual fue director Luigi Berlusconi, papá del ex primero ministro, que fue definida ventanilla entre la mafia y el Vaticano. Y que después fue adquirida por Gianpiero Fiorani, el ex banquero que hizo caros presentes a la cónyuge del ex piadoso gobernador del Banco de Italia Antonio Fazio y, según sus dichos, financiaba en negro el cardenal Castillo Lara, los Legionarios de Cristo y la “Lega” de Bossi empantanada en el escándalo “Credieuronord”. En cuánto a Guido Bertolaso, por años pilar vanaglorioso del sistema Letta-Bisignani-Balducci, parece que no figura en la lista de los piadosos hombres de frac, pero de todos modos no tenía problemas, con todas las licitaciones que administraba sin controles, para obtener del colaborador “Memores Domini” del cardenal Sepe el pequeño barrio de calle Giulia, ideal para sus masajes de espalda. El también es uno de familia: la hermana Marta está en el Campus biomédico del Opus Dei, el hermano Emanuele en el Consejo regional por la Austria de la prelacía.
Desde las licitaciones del G8 de la Maddalena hasta la corrupción internacional de Finmeccanica. “Anoche hablé con Bertone, me llamó por teléfono” lanzó el masón Valterino Lavitola, presunto periodista y editor, escritor de dossier difamatorios y especulador personal de Berlusconi y sus tráficos de cama y negocios sucios, hoy en la cárcel, a su amigo “Ciccio” Colucci, ex socialista, comisario berlusconiano de la Cámara.
Sostiene que quieren hacerlo subsecretario o comisario extraordinario por el terremoto en la región de Abruzzo. Dice que Daniela Santanché “resulta antipática para el Vaticano” y que por lo tanto el Secretario de Estado está haciendo lo que puede a su favor con el gentilhombre Letta. “Algo absurdo que roza el ridículo”, declara la Secretaría de Estado cuando sale a la luz esa escucha telefónica. Pero ya todo parece posible más allá del portón de bronce si es cierto que, una vez caído Berlusconi, la segunda autoridad religiosa después del Papa, le propone a Mario Monti como subsecretario del gobierno “extraño” de técnicos a Marco Simeon, un jovencito pupilo suyo desde cuando era Arzobispo Metropolita de Génova. Cuando hace años “Capitalia” se fusionó con el Unicredito de Alessandro Profumo, el Vaticano se alarmó. Geronzi corrió entonces a la embajada de Italia de la Santa Sede para tranquilizar a la Conferencia Episcopal y se contrata al hijo del empleado de gasolinera de la ciudad de Sanremo como súper-consultor. Luego sería Simeon (que mientras tanto se convertiría en responsable de Rai Vaticano después de haber esponsoreado a Lorenza Lei del Opus Dei para la dirección regional), quien organizaría la destitución del cardenal Carlo Maria Viganò, que estaba denunciando “una situación inimaginable” de “corrupción ampliamente difundida” en las licitaciones y en el abastecimiento vaticano. Un negociado “que todos conocían en la Curia”. Pero el jovencito estaba tan seguro de si que hace pocas semanas en una entrevista del periódico “Il Fatto Quotidiano” había dado una respuesta algo ambigua cuando le preguntaron si, como dicen las habladurías descontroladas, él era en realidad hijo del Secretario de Estado.

El destino de Gotti Tedeschi, que terminó siendo echado la semana pasada del IOR con una inmerecida injuria, había sido marcado de todas formas desde que Geronzi manifestándole sumo desprecio, dijo de él en una entrevista concedida al periódico “Corriere della Sera”: “Es un personaje considerado preparado que se ha ejercitado especialmente en la demografía” refiriéndose a los cinco hijos del a este punto ex banquero del Papa, que se había opuesto al salvataje del hospital San Raffaele de don Verzé por parte del IOR, enterrando el proyecto de un gran polo sanitario vaticano cultivado con determinación por el cardinal Bertone. Y de todos modos los secretos inconfesables de la primera y de la segunda República y del papado, sellados en el caveau del IOR ya no eran considerados lo suficientemente inaccesibles.

Os ahorraremos los detalles de la novela criminal enredada con el poder político de don Verzè, quien entre otras cosas utilizaba al ex jefe de los Servicios secretos italianos Nicolò Pollari para amenazar atentados contra sus enemigos y también la evolución día a día del escándalo del que es protagonista el Memores Domini Roberto Formigoni, con su alrededor de cardenales de Curia, de los cuales ha tomado inmediatamente distancias el arzobispo de Milán Angelo Scola. Pero con la certeza de que “apenas se sienta el sonido de la moneda en la caja, el alma sale fuera del purgatorio”, como decía el predicador de le Edad Media Tetzel, que durante el papado de Julio II vendía cartas de indulgencia para la remisión de los pecados a cambio de dinero contante. Que non olet en las dependencias del vicario de Cristo.
La Repubblica - 31 de mayo 2012

ESCÁNDALO REMECE BANCO EL VATICANO
Denuncias de corrupción han salpicado entorno de la oficina papal
VATICANO. (BBC Mundo).En los dos últimos días el Vaticano ha sido centro de atención por el arresto de un mayordomo del Papa sospechoso de haber entregado a la prensa cartas y documentos confidenciales de la Santa Sede.
Esta detención está ligada a una serie de documentos publicados por medios italianos desde principios de año. Entre ellos figuran cartas escritas por un arzobispo que fue transferido a Estados Unidos tras denuncias sobre una red de corrupción. También destaca un memo que puso en entredicho la reputación de varios cardenales y documentos que revelan conflictos de poder dentro del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido también como el banco vaticano. Justamente este jueves fue destituido el director del banco, Ettore Gotti Tedeschi. Durante su gestión la entidad ha estado bajo investigación por lavado de dinero.
"Hasta hace poco tiempo el estilo del Vaticano era lavar los trapos sucios en casa. Ahora prácticamente sale todo a la luz", explica a BBC Mundo Alessandra Buzzetti, periodista experta en asuntos del Vaticano.
Y es que, el banco que justifica su existencia por la necesidad de administrar los activos destinados a obras religiosas o de beneficencia, se ha visto envuelto en constantes escándalos y misterios sin resolver desde su fundación en 1942 por el papa Pío XII .
A continuación BBC Mundo hace un repaso de los casos más recientes donde el banco vaticano ha sido salpicado por escándalos o investigaciones.
En la década de los 60, el primer gran escándalo sacude al IOR debido a su relación con la Banca Privata Finanziaria del banquero siciliano Michele Sindona.
El IOR poseía el 24,5% de esa banca y a petición del papa Paolo VI, Sindona participa en la modernización del banco vaticano y es autorizado para gestionar las inversiones extranjeras del país.
Pocos años después salen a la luz los vínculos de Sindona con la mafia y los movimientos de capital entre el IOR y Sindona a paraísos fiscales.
Desplomado su imperio bancario y recluido en la cárcel de Voghera, el financiero siciliano muere a causa de un café envenenado.
El arzobispo estadounidense Paul Marcinkus fue nombrado presidente del IOR en 1971.
En 1971, el arzobispo estadounidense Paul Marcinkus fue nombrado presidente del IOR a pesar de no tener ninguna formación profesional en el sector.
En 1972, a pesar de que el IOR poseía el 52% de la Banca Católica del Veneto, Marcinkus decide ceder el 37% de las acciones al Banco Ambrosiano dirigido por Roberto Calvi.
A esta decisión le siguieron una serie de protestas de los obispos venetos y del entonces obispo Albino Luciani (quien luego se convertiría en el papa Juan Pablo I).
En protesta, cerraron sus cuentas en la banca del Veneto.
En 1982, diez años después de las acciones de Marcinkus, el colapso del Banco Ambrosiano se convierte en uno de los escándalos que más han ensombrecido las cuentas vaticanas.
Se trata de uno de los casos de fraude más grandes de Italia, en el que desaparecieron casi US$1.300 millones en préstamos a empresas fantasma en América Latina.
El Vaticano se ve salpicado por el escándalo -o más precisamente el director del IOR, Marcinkus- por haber proporcionado cartas de crédito para los préstamos.
Sin embargo, su director logra evadir la justicia sólo gracias a la extraterritorialidad de la que goza la Ciudad del Vaticano.
En tanto, Calvi -que escapó del país con un pasaporte falso- fue hallado poco tiempo después ahorcado bajo el puente Blackfriars en Londres. En sus bolsillos llevaba cinco kilos de piedras y ladrillos y US$11.700.
A pesar de que se presentaron cargos contra cinco personas, todos fueron absueltos después de un juicio. Calvi fue hallado ahorcado bajo el puente Blackfriars (Frailes Negros) en Londres.
El banco vaticano nunca admitió ninguna responsabilidad por el colapso del Ambrosiano. Pero una comisión conjunta entre la Santa Sede y el gobierno de Italia admitió una responsabilidad moral en la quiebra.
En 1984, el IOR otorgó una contribución voluntaria a los acreedores del Ambrosiano por US$406 millones.
Marcinkus murió en 2006 y siempre proclamó su inocencia. Su figura inspiró al personaje del arzobispo Gilday en la cinta "El Padrino III", de Francis Ford Coppola.
Justo tras los escándalos del Ambrosiano, en 1989, el papa Juan Pablo II, modificó el estatuto que regía a la banca vaticana y dejó el control a un Consejo de Vigilancia conformado por cinco cardenales y un Consejo de Sobreintendencia compuesto por cinco laicos y un director general.
Todos responden directamente al papa. A su cabeza designa a Angelo Calota.
En 1993, el escándalo de corrupción política conocido como Tangentopolis en Italia y el suicidio de dos investigados: Gabriel Cagliari y Raul Gardini por el denominado caso Enimont, vuelve a poner los reflectores judiciales en las cuentas del banco vaticano.
Ambos, Cagliari y Gardini, tenían cuentas en el banco vaticano.
Sin embargo, como una entidad que no tiene sucursales en tierras italianas y protegida por el Concordato, el IOR sólo responde a solicitudes del Ministerio del Exterior, así que su explicación oficial fue que "el IOR no conocía el origen del dinero".
Transparencia. El último de los escrutinios al banco vaticano inicia en 2008 cuando el papa Benedicto XVI renovó la comisión cardenalicia y puso al frente a su colaborador más cercano, el secretario de Estado desde 2006, el cardenal Tarcisio Bertone —que sustituyó al cardenal Angelo Sodano.
Los libros del escritor Gianluigi Nuzzi hablan de luchas internas en el banco vaticano.
En 2009, Ettore Gotti Tedeschi fue nombrado presidente del banco vaticano y apenas un año después, la justicia italiana abrió una investigación en contra de dos directivos de la entidad bancaria por violar las leyes italianas de lavado de dinero y llevaron a la policía a incautar US$30 millones en activos del Vaticano en septiembre de 2010.
Esa investigación volvió a poner a la entidad en el ojo del huracán. Desde 2007, las normas aprobadas obligan al banco a revelar la identidad de los autores de sus transacciones.
Tedeschi aseguró entonces que se trató de "un error de procedimiento" y que el banco no tiene "nada que esconder".
Sin embargo, la salida a la luz de los libros "Vaticano Spa" y el más reciente "Su Santidad" de Gianluigi Nuzzi y una serie de documentos revelados en los últimos meses –de otro escándalo conocido como VatiLeaks- confirmaron la serie de luchas internas en la institución financiera de la Santa Sede.
Se trata de los desacuerdos en la forma de concretar el cumplimiento de normas internacionales con la intención de que el Vaticano pueda figurar en una "lista blanca" de países que cumplen con normas de la transparencia y contra el lavado de dinero.
Sin embargo, la experta en asuntos del Vaticano, Alessandra Buzzetti insiste en que más allá de los desacuerdos, el problema está en las "fugas de información" que revelan "una incapacidad objetiva de gestión de parte de la Curia del Estado".
Por lo pronto, este jueves el Vaticano intentó poner fin a los escándalos con un inédito comunicado explicando la destitución de su director.
26 de mayo 2012
http://www.elnacional.com.do/internacionales/2012/5/26/122664/Escandalo-remece-banco-El-Vaticano

EL PRIMER GOLPE LAICO CONTRA EL IOR

Habría que haber seguido –como vuestro anciano cronista– la historia del Instituto para las Obras de Religión desde principios de los años 80, desde la era Marcinkus, para continuar hasta ahora y entender plenamente el valor de lo que ha sucedido hace algunos días en el Consejo del banco vaticano.
Marco Tosatti

Habría que haber seguido –como vuestro anciano cronista– la historia del Instituto para las Obras de Religión desde principios de los años 80, desde la era Marcinkus, para continuar hasta ahora y entender plenamente el valor de lo que ha sucedido hace algunos días en el Consejo del banco vaticano. Un verdadero “golpe” laico, absolutamente impensable hace algunos años, cuando el cardenal Sodano, que tenía intereses precisos y particulares por el Ior, había vuelto a instituir la figura del “prelado”, que ya no se usaba después del periodo de mons. Donato De Bonis.
Lo último que el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, habría querido en estos días de “cuervos” aleteando por todas partes, y en particular muy cerca de su persona, es la renuncia de Ettore Gotti Tedeschi. Y, de hecho, después de haberle encargado la presidencia del Instituto, después de haber asistido al deterioro de las relaciones, presintiendo el trágico final, había tratado de abrir nuevos canales para el diálogo. El Consejo temía justamente esto, es decir una solución diplomática; por ello se apresuraron y decidieron, unánimemente y con gran habilidad (como demuestra la entrevista de Marco Bardazzi a Carl Anderson, Caballero de Colón y secretario del Consejo).
El Consejo quiso que estuviera todo por escrito, porque no se fiaba de las debilidades políticas de Bertone, que tal vez habría preferido soluciones comprometedoras; así, enumeraron uno a uno los puntos de su insatisfacción para no permitir que, como habían previsto, defendieran a Gotti Tedeschi. Es decir, que este último sería una víctima del deseo de transparencia, y de las oposiciones relacionadas con el caso del San Raffaele. Al pedir que el comunicado se diera a conocer pocas horas después del voto de censura, el Consejo quiso indicar que el problema no era la transparencia, y que sí, hubo diferencias con respecto al San Raffaele, pero que no son importantes. A los miembros del Consejo lo que interesa es el buen funcionamiento del Ior, y por carencias al respecto decidieron retirar la confianza a Gotti Tedeschi. No querían ser cómplices de una gestión que no estaba a la altura.
Y actuaron, hecho sin precedentes en la historia del Banco vaticano. Mientras tanto, Gotti Tedeschi ponía en marcha, gracias a las relaciones periodísticas que ha cultivado desde siempre, su campaña mediática. Pero, aunque alguno le hubiera hecho caso, la velocidad y la exactitud de los laicos del Consejo le quitaron cualquier apoyo. E incluso a Bertone, que, según dicen algunos, estaba extremadamente preocupado esa mañana. Con todos los problemas en el horizonte, lo último que le faltaba era que se abriera también el frente del Ior.
http://vaticaninsider.lastampa.it/es/homepage/blog-sacri-palazzi-es/dettagliospain/articolo/ior-vaticano-15450/

CAUSA Y EFECTO:
SERIA AMONESTACIÓN A LOS PERSEGUIDORES DE LOS “HIJOS DE DIOS”

A pocos días de la publicación de un libro sobre la obra de Giorgio Bongiovanni, escrita por el jesuita Carlo Colonna, salió otro libro del periodista Gianluigi Nuzzi, sobre tramas, conspiraciones y enredos varios; todos pertenecientes al interior de los salones del poder de la colina Vaticana.
En el primer caso nos queda clara la voluntad jerárquica, firma y editorial lo certifican... el imprimatur es destruir al peligroso “hereje” Bongiovanni; en el segundo caso queda igualmente clara la intención de hacer emerger parte de esa gran “basura” que alberga San Pedro, por parte de quien ha pasado la documentación. Se intentará decir que lo hizo por problemas personales, pero en realidad es mucho más verosímil que lo haya hecho por la amargura y la frustración de ver a la Iglesia de Cristo lejana de la lógica evangélica.
A la gran cantidad de inexactitudes e imprecisiones sobre la vida de Giorgio, fruto de apresuradas reconstrucciones e investigaciones ad usum, colmadas de calumnias gratuitas y ofensas tales como “falso profeta”, “poseído por el demonio”, “seguidor del Anticristo”, etc.., se contraponen “lo áspero” y lo “cruento” de la precisa y detallada documentación vaticana, que no dejan espacio a equívocos o bizantinas interpretaciones.
Y si para Bongiovanni el pasquín escrito en su contra constituye casi un motivo de “orgullo” adecuado para evidenciar y sufragar la milenaria persecución contra el libre pensamiento y la libre expresión, para el Vaticano “Le carte segrete di Benedetto XVI°” (Los documentos secretos de Benedicto XVI), dada su obsesiva postración por el mediático aparentar, se transforma en una ulterior pérdida de credibilidad y en una gran incomodidad al punto de pedir, como si estuviéramos en el último de los “países bananeros” de turno, la censura del libro.
A la luz de todo ello, para aquellos que poseen “ojos para ver” y “oídos para oír” será imposible que no noten la íntima y estrecha relación entre ambos acontecimientos. Incluso la mayor parte de aquellos que lleguen a conocer los hechos, se percatarían de cómo están las cosas.
Una clara señal que advierte de no elevar el “nivel” de la persecución con respecto a los “Hijos de Dios”, sino en su lugar enmendarse, por lo tanto arrepentirse y alejar los funestos presagios delineados con perfecto diagnóstico histórico-profético por Juan en los capítulos 17 y 18 del Apocalipsis.
De lo contrario la Iglesia de Cristo, o bien ese conjunto de grandes energías espirituales que “sienten” y pretenden vivir el Evangelio.., será una cosa, el Vaticano y la Jerarquía, otra completamente diferente.
“¿Un discernimiento espiritual?”
Si, y están todos los elementos. Para tantos, para muchos...

R. P.
Gaggi (Messina)
27 de Mayo de 2012

PABLO = El Apóstol de las Cartas
GABRIEL = El Ángel que anuncia
NOSTRADAMUS, centuria X, cuarteto LXV:

“¡Oh vasta Roma, tu ruina se acerca!
Ni de tus muros, de tu sangre y sustancia:
El áspero por letras hará tan horrible atentado,
Hierro puntiagudo metido en todos hasta la empuñadura.”

Mensajes relacionados:

26-6-00 Ciudad del Vaticano
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2009/mensajes-2000/4059-26-de-junio-2000-ciudad-del-vaticano.html

16-10-08 El inicio del fin del nuevo sanedrin
http://www.unpuntoenelinfinito.com/messaggi/messaggi-2008/366-el-inicio-del-fin-del-nuevo-sanedrin.html

23-12-08 Crimenes en el Vaticano (1º y 2º parte)
http://www.unpuntoenelinfinito.com/vaticano/98-crimini-vaticano1.html

23-2-10 Carta abierta al Papa Benedicto XVI
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/1216-carta-abierta-al-papa-benedicto-xvi.html

11-5-10 Discurso del Papa en Portugal
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/1602-discurso-del-papa-en-portugal.html

6-4-10 Crimenes y pedofilia en el Vaticano
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/1347-crimenes-y-pedofilia-en-el-vaticano.html

30-6-10 El mal está en la Iglesia
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/1946-benedicto-xvi-qel-mal-esta-en-la-iglesia.html

23-9-10 La gran ramera
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/2580-la-gran-ramera.html

3-2-11 La mafia y el dinero estiercol de Satanás
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2011/3152-la-mafia-y-el-dinero-en-el-banco-del-vaticano.html

9-1-12 El Vaticano y la mafia
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4140-el-vaticano-y-la-mafia.html

30-1-12 Guerras de poder en el Vaticano
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4162-guerras-de-poder-en-vaticano.html

5-2-12 El Vaticano y los príncipes de la iglesia católica
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4181-el-vaticano-y-los-principes-de-la-iglesia-catolica.html

Fuente:delcieloalatierra.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Webs amigas

.:: La Vida y el Universo ::. Órgano de Difusión Independiente | Copyright © 2009 Designed by fermin8a | diseño

Ir Arriba