HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

HUMANIDAD SIN CONCIENCIA

14 noviembre, 2018

.::EL AMOR EN LOS ANDES ARGENTINOS::.

DEL CIELO A LA TIERRA 

HE ESCRITO EL 13 DE NOVIEMBRE 2018:
LUIGI BENEDETTI, AMIGO Y VOLUNTARIO DE FUNIMA INTERNATIONAL, UNO DE LOS JÓVENES QUE HA ACOMPAÑADO A MI HIJO GIOVANNI EN EL VIAJE A LAS MONTAÑAS DE LOS ANDES.
LUIGI HA ESCRITO CON VALOR, ALEGRÍA Y TRANSPARENCIA LA VERDAD SOBRE UN MISIONERO QUE YO CONSIDERO UN APÓSTOL DE CRISTO.
GRACIAS LUIGI.
LEED Y MEDITAD.
EN FE
Giorgio Bongiovanni. 
 Las Parejas (Argentina) 
13 de noviembre 2018 

EL AMOR SANTO DE RAMÓN GOMEZ 
Por Luigi Benedetti 

EL AMOR
Esa Fuerza detonante que "mueve el Sol y las demás Estrellas"
Ese Manantial vivificante en el que todos los Espíritus son saciados.
Esa inteligencia onnicreante que une lo inmanente y lo transcendente
Esa energía primigenia que manifestarse a todo lo creado.
Ese instinto irracional que manda incluso sobre la Ley Universal
HE VISTO ESE AMOR MANIFESTARSE EN LOS ANDES ARGENTINOS
Lo he visto a través de un misionero, en Santa Rosa De Tastil, en la provincia de Salta.
Ramón Gómez, un ser humano en apariencia como todos nosotros, pero compenetrado por el amor, por el Verdadero Amor, por ese amor que nos trajo Cristo, por esa Fuerza poderosa que puede sacar una sonrisa al asesino más cruel, que puede hacer brotar hijos de las piedras, que puede cambiar el curso de una catarata, que puede conducir hacia Dios a quién no da la espalda ayudando al próximo. He visto a un hombre, Ramón Gómez, despertarse al amanecer para preparar el pan y donarlo a quien se ve obligado a masticar hojas de coca para llegar al final del día.
He visto a un hombre, Ramón Gómez, sanar los males y los sufrimientos de la gente, de quien sea, sin distinciones, incondicionalmente.
He visto personas enfermas, cansadas, tristes y cojas, acercarse llorando de alegría, y después de una bendición volver a empezar el día con una Fe que "mueve las montañas”.
He visto el amor en los ojos de Ramón transformarse en Justicia y hablar a la gente del Retorno de Cristo, de los Ángeles ayer Extraterrestres hoy, del Nuevo Reino de Dios sobre la Tierra, de la responsabilidad de cada uno de nosotros frente a nuestras elecciones.
He visto el amor en los ojos de los niños que se une al de Ramón para ser una única cosa.
He visto a niños de todas las edades, descalzos, sucios, mal vestidos, con la piel quemada por el frío y por el viento, estallar de alegría nada más ver a Ramón que les regala no sólo víveres, sino sobre todo energía, besos, abrazos y palabras de amor.
He visto familias obligadas a caminar días enteros para ir a buscar agua para vivir… y he visto a Ramón darles esperanza con la realización de un proyecto hídrico que permita a estas comunidades solucionar el problema de la falta de agua.
He visto aldeas a 4.000 metros de altitud a días de distancia de los pueblos cercanos, incluso un resfriado le puede costar la muerte a niños y ancianos… y he visto a Ramón realizar un centro sanitario de primeros auxilios que pueda ofrecer a esta gente una vida segura y decente.
He visto a un santo y a la sagrada familia que lo acompaña, compartir TODO LO NECESARIO PARA VIVIR con el de al lado, no importa si es un niño, un anciano, un hombre, una mujer, de piel blanca o negra o amarilla o roja, enfermo o saludable.
He vivido el amor de Dios en las palabras de Ramón, en sus discursos iniciáticos, en las enseñanzas que como buen maestro infunde en los corazones de los discípulos:
"AMAR AL PRÓJIMO NO ES DAR LO QUE TE SOBRA, AMAR AL PRÓJIMO SIGNIFICA COMPARTIR TODO LO QUE UNO TIENE”.
Muy a menudo nos sentimos complacidos solo por haber donado todo lo que nos sobra, lo que tenemos de superfluo. ¿Pero qué mérito puede tener una persona que dona lo superfluo? ¿Qué cambia realmente en su vida? NADA. En cambio, dividir lo que uno tiene y necesita con el próximo, con los hermanos, con los que no cuentan, es el camino estrecho que hay que seguir, que eleva nuestro espíritu y nos acerca cada vez más a Dios.
"EL HOMBRE PROPONE, DIOS DISPONE"
A menudo nos preguntamos qué es lo que podemos hacer para ayudar a quien se encuentra en situaciones difíciles, pero no sabemos concretamente como movernos. Tenemos que ser protagonistas de nuestra vida, tomar nuestras decisiones de forma ética y responsable. El hombre tiene que ponerse a disposición de Dios, tiene que proponer ideas o acciones, y por consiguiente el Cielo abrirá todas las puertas para hacer que se realicen. Hace falta proponerle a Dios un proyecto, nuestro proyecto. Y si el proyecto está claro y es real, indudablemente el Cielo nos hará llegar lo que necesitamos para llevarlos a cabo.
"EL ÚNICO TIEMPO QUE CUENTA ES EL PRESENTE"
No hay tiempo para arrepentirnos y analizar toda nuestra vida. Si reconocemos que tenemos que hacer una elección en nuestra vida, entrar en acción, tenemos que hacerlo inmediatamente. No mañana, no más tarde. AHORA. En efecto, ésta es la posibilidad que Dios nos ofrece para cambiar nuestra vida, para liberarnos de las cadenas de la materia y elevar nuestro Espíritu. Tenemos que vivir el eterno presente y no caer en las trampas de la materia (espacio-tiempo).
"NO EXISTE LA CASUALIDAD, ESTAMOS TODOS CONECTADOS ESPIRITUALMENTE"
No existe la casualidad, existe la causalidad. Si nosotros nos hemos encontrado aquí, juntos en los Andes para llevar a cabo proyectos, no es una casualidad. Las cosas que hemos hecho en el pasado nos han traído hasta aquí, a encontrarnos y trabajar juntos por el mismo y único fin, es decir preparar el camino para el Retorno de Cristo. Aunque nosotros no siempre nos damos cuenta, estamos todos conectados a nivel espiritual. No tenemos que dejarnos engañar por la materia, porque a nivel espiritual, Gubbio, Sant'Elpidio, Santa Rosa De Tastil están cercanos y unidos.
He visto el amor compenetrar a Ramón. A través de su mirada, he sentido este amor como un fuego en mi plexo solar. Es como si hubiese encontrado un Hermano mayor, que sólo la materia me había hecho olvidar, pero que el Espíritu me ha hecho reencontrar.
En Ramón he visto el amor de los Santos, de los verdaderos servidores de Cristo, de los verdaderos Sacerdotes, de los que viven y ponen cotidianamente en práctica el Evangelio, sin pedir nada en cambio, sino sólo por Amor.
EL CIELO ME HA DADO LA GRACIA DE RECIBIR TODO ESTE AMOR DE RAMÓN.
PIDO AL CIELO QUE ME DE SIEMPRE LA FUERZA PARA QUE TAMBIÉN YO ME COMPROMETA A DAR ESTE AMOR AL PRÓJIMO.
 Hasta la victoria siempre, 
Luigi Benedetti 
13 de noviembre de 2018 

DEL CIELO A LA TIERRA 

UN APÓSTOL DE CRISTO LE HABLA AL PUEBLO
HE ESCRITO EL 11 DE NOVIEMBRE DE 2018:
UN APÓSTOL DE CRISTO LE HABLA AL PUEBLO: RAMÓN GÓMEZ. LA CRONISTA QUE ESCRIBE ES NUESTRA HERMANA CLAUDIA.
LEED, MEDITAD Y DEDUCID.
EN FE.


Giorgio Bongiovanni. 
 Las Parejas (Argentina) 
11 de noviembre de 2018 

LA ILUSIÓN DE LA MATERIA Y EL DESPERTAR DEL ESPÍRITU 
Charla de Ramón Gómez en Monteros de Tucumán 
Por Claudia Marsili y todos los chicos de Gubbio 

 Es sábado 10 de noviembre y el grupo de Gubbio se prepara para ir con Ramón Gómez y su mujer Sandra a Monteros de Tucumán, a más de 300 kilómetros de Salta, dónde una familia ha organizado una charla en la que Ramón presentará las actividades de la Fundación Los Niños de San Juan y hablará del mensaje espiritual que acompaña todo lo que hace en su vida.
Giovanni, Sonia y Maurice se quedan en Salta para dedicarse a las actividades editoriales y al diario de viaje. Es la primera vez que el grupo se separa y ya se siente la nostalgia de algo que se respiraba intensamente hasta el día anterior.
La furgoneta que nos ha llevado tantas veces a las ventosas montañas en estos días, ahora nos lleva al bochorno de la ciudad. Nos sentimos entusiastas y sinceramente felices de poder acompañar a Ramón en esta importante actividad de divulgación y de ser testigos de una parte importante de su misión tan especial. 
Ramón inicia con la oración del Padre Nuestro y da las gracias a todos por su participación.
"La única cosa que importa es la parte espiritual, de la que muy a menudo nosotros nos olvidamos. Mientras venía para aquí le preguntaba a Dios: '¿Qué puedo decirles? ¿Qué palabras puedo decir para qué comprendan?'.
Este mundo no es fácil. Lo que está ocurriendo es triste de verdad.
Lo más importante es que no hay tiempo para arrepentirse. La situación del ser humano es grave. Éste es el mensaje más desesperado de la Virgen Maria. Qué la segunda venida de Su Hijo el Cristo está cerca. Nada podrá cambiar esto. Y cuando vuelva vendrá a buscarnos a cada uno de nosotros, a pedirnos cuentas de nuestras acciones. A cada uno de nosotros le pedirá cuentas de nuestra falta de amor y de solidaridad. Si llegara hoy, ninguno de nosotros estaría listo. Para saber si estamos preparados cada uno se tiene que preguntar: “¿Qué acto de amor estoy haciendo en mi vida? ¿A quién he perdonado hoy? ¿Qué he hecho de positivo hoy para merecerme la gracia de Dios’?

Cada día tenemos que mejorar nuestros pensamientos y nuestras acciones, ayudando a los que lo necesitan. No tenemos que preocuparnos de las cosas materiales, sino que dar más valor al aspecto espiritual, que no tiene nada que ver con la religión. La materia es transitoria. Nada dura por siempre, mientras que la parte espiritual viene de Dios y a Él vuelve. Tenemos que vivir en comunión, comprensión, tolerancia. Cristo ha muerto sobre la cruz para salvarnos espiritualmente. Tenemos que tomar conciencia de esto. Tenemos que buscar a Dios. Escucharle.
El tiempo se está por cumplir. Tenemos que analizarnos y tomar conciencia de cómo estamos espiritualmente hoy. Así como estamos no podemos vivir ni seguir adelante.
Tenemos que tener paciencia, tolerancia en nuestra vida cotidiana. El prójimo también es mi hijo, mi mujer, mi abuelo, mi tío. Tenemos que hacer que haya armonía en nuestra casa.
Tenemos que tener fe. Tener fe es aceptar Su voluntad, porque Dios no se equivoca, no toma malas decisiones.
El tiempo que vivimos es crítico y requiere una acción inmediata que nos lleve a un cambio de conciencia. La oración sin acciones no da frutos. Si no es acompañada con la acción son sólo palabras al viento.
Nuestra madre Maria está angustiada. Nos pide que cambiemos, que mejoremos y que tomemos conciencia.
Nadie quiere sufrir, pero si no aceptamos la voluntad del Padre sufriremos. A través de la naturaleza Dios purificará la tierra de la contaminación más grande: la raza humana, es a causa de ella que hay guerras, enfermedades y hambre. El hombre es la raza pensante, pero es también la más destructiva. Tenemos que manifestar cada día nuestro amor por Él.
Nos caracteriza la pobreza espiritual y la naturaleza nos purifica con los cuatro elementos de los que habla el apocalipsis: aire, agua, tierra y fuego. No es Dios el que nos castiga, sino que somos nosotros los que generamos esta falta de equilibrio. El problema más grande del planeta somos nosotros.
Si queremos salvar nuestra parte espiritual tenemos que preguntarnos por qué Dios se dejó masacrar y matar. No es una historia, es real. Y no alcanza con la Pascua y el viernes Santo. Tenemos que recordar todos los días que, si Él no hubiera aceptado ese sufrimiento, nosotros no nos hubiéramos salvado. 'Padre, perdónales porque no saben lo que hacen'.
Cuando estaba por morir nos perdonó a todos nosotros y lo que le estábamos haciéndo.
Los animales domésticos viven mejor que las personas que viven en la calle. ¿Es así como agradecemos su sacrificio?
Tenemos que preocuparnos cada día, cada día es importante. No olvidemos nunca Su pasión y Su amor por nosotros.
No es suficiente una Pascua para rendir gracias a Dios.
Tenemos que despertar nuestra parte espiritual con las obras, con acciones a favor de la vida y de la naturaleza.
Sólo pensamos en nosotros mismos, y entonces perdemos la gracia de poder rendirle gracias a Él. Esto no significa que tenemos que dejar todo y vivir como mendigos. Alguien como San Francisco o Madre Teresa de Calcuta lo hicieron, pero nosotros dentro de nuestros límites, tenemos que aprender a compartir todo lo que tenemos y no solamente lo que nos sobra. Contribuir con un acto de amor a aliviar el hambre de otras personas. Si tengo sólo un pan tengo que repartirlo. Compartir lo que poseemos, no dar lo que nos sobra.
Somos tentados todos los días. No podemos estar nunca tranquilos. Aprendamos a transmitir a los demás que podemos hacer la diferencia con un poco de esfuerzo.
La vida es transitoria y existe para que nosotros podamos evolucionar espiritualmente.
Tenemos que dar las gracias por todo. Por todas las cosas. Nada y nadie nos pertenece, ni nuestra casa ni el coche, ni nuestro marido o nuestra mujer.
Podemos mejorar espiritualmente a través de la acción. Acciones concretas a favor de la vida, ayudando al prójimo.
Padre Pio tenía el rosario en la mano y decía: 'Esta es mi arma contra el demonio', pero al mismo tiempo hacía, luchaba.
Dios no me preguntará cuánto he rezado, sino a cuántos de mis hermanos he ayudado, a cuántos he perdonado.
La parte material no existe, es un engaño, una ilusión. Es triste de verdad si nos perdemos en esta ilusión. La experiencia espiritual no es de una sola persona, sino de todos nosotros. Así que hacedme preguntas. No he venido para hacer un monólogo.
Tenemos la oportunidad de arrepentirnos en todo momento. Porque todos somos importantes para Él. Todos".

Pregunta. ¿Qué valor tiene la confesión en la Iglesia? 
Ramón: “Es importante tomar conciencia del arrepentimiento. La confesión tiene valor cuando uno se arrepiente en su propio corazón. ¿Y cómo se ve el arrepentimiento? Cuando hay un cambio inmediato en tu vida. Si me confieso y luego persevero en el pecado, el pecado queda. Quien se arrepiente sinceramente, se reconcilia con Dios y cambia su vida. Sólo esta es la verdadera confesión.
Lo que admito en la confesión, no tiene que volver a repetirse en mi vida. Cada uno de nosotros sabe lo que tiene que mejorar dentro de si mismo”.

Pregunta: ¿Qué sentido tienen las apariciones marianas en el mundo? 
Ramón: “Tienen un solo fin. Acercarnos a Su Hijo. La Virgen se manifiesta y se identifica con cada uno de nosotros. Es una joven de 17 años, muy bonita. Pero se presenta en el mundo con muchas formas y fisonomías, muchos colores, porque se identifica con cada ser humano que está sobre la tierra. No hay ninguna diferencia con nosotros, no se manifiesta como realmente es, porque podemos escucharla mejor si se parece a nosotros.
Se manifiesta en muchas partes del mundo, hablando muchos idiomas. Ella fue la primera que aceptó. Aceptó el sufrimiento de Su Hijo. Tenemos que venerarla y rezarle, pero si alguien no cree en Ella o en Cristo, no tenemos que cerrarle la puerta, porque no tenemos la capacidad de poderlo hacer. Lo mejor que podemos hacer es abrazar a nuestro prójimo”.
Toma la palabra una chica que da las gracias a Ramón por haberla ayudado a tener fe en algo muy importante para ella. Los médicos le habían dicho que no podría tener hijos, pero después conoció a Ramón, el niño llegó y estaba allí con ella y con su marido.
Ramón: "Tenemos que poner en práctica el cambio ya a partir de este momento. Para Dios somos importantes. Él nos escucha y sabe cuando y como actuar en cada uno de nosotros. No tenemos que desesperarnos, sino confiar en él. Él no se equivoca. No tenemos que preocuparnos, pero sí tener paciencia. No estamos solos, ni física ni espiritualmente. La casualidad no existe.
Nadie nace por error o por casualidad, cada uno de nosotros existe por un objetivo. Estamos aquí porque Dios nos ha dado la vida. La fe es algo que no se puede comprar, pero tenemos que buscarla dentro de nosotros. Es la lucha entre el bien y el mal que está dentro de nosotros. Depende de nosotros lo que queremos que prevalezca en nuestro interior, si el bien o el mal.
Aceptamos su voluntad.
Una persona me ha pedido que la ayude a ser fuerte. Yo le he dicho sólo: 'sé fuerte'. Porque tenemos dentro todo lo que necesitamos.
Siempre hace falta seguir adelante con fe, paciencia, tolerancia, día tras día.
El único tiempo que cuenta es el presente. ¿Cuántos de nosotros viven de verdad el presente? Hoy puedo tomar la decisión más importante de mi vida. No mañana, hoy. Actuar hoy. Empezar hoy lo que queremos hacer. No tenemos tiempo, tenemos que hacerlo enseguida, porque hoy Dios nos está dándo un momento de lucidez espiritual y si no lo aprovechamos ahora, mañana no lo haremos”. 

Pregunta: ¿De qué dependen las enfermedades? 
Ramón: "Para mí la cura más milagrosa que existe y que no sabemos usar es la fe. 'Camina, tu fe te ha salvado'. Un simple mortal sin fe no es nada. Nada ocurre si no es por Su Voluntad.
La enfermedad existe por dos razones:
1. La contaminación. Todo está contaminado. Agua, aire, lo que comemos y bebemos.
La venta de medicamentos es un business. Todo estamos infectados.
2. Nuestra falta de armonía, la contaminación energética.
Si lo pido con fe conseguiré lo que estoy pidiendo y si no lo consigo tengo que estar tranquilo en todo caso, porque Dios no se equivoca. No depende de nosotros. El hombre propone y Dios dispone. Vosotros sois como yo. Todo somos pecadores y tenemos que mejorar ayudándonos los unos con los otros.
Nadie alarga la vida de nadie, pero puede mejorar la vida de otra persona, darle fuerza.
La parte espiritual es nuestra armadura.
Padre Pio aceptó quedarse encerrado durante diez años, sin poder confesar más ni obrar, sólo porque Dios le había dado los estigmas.
Tengo que aceptar lo que recibo, con tranquilidad, no con desesperación”.
A este punto Ramón habla de lo que hace la Fundación e invita a todos a participar a la colecta de alimentos (pan dulce y budines), que se hará para Navidad. "Hay personas que no tienen agua y que en esos días tendrán sólo soledad, viento y frío.
Yo tengo que dar testimonio de lo que veo. Porque estoy en este lugar. Y me debo mover ayudando aquí a mi prójimo y a mis hermanos.
Ellos sólo tienen viento y piedras. Intentemos ayudar a estas familias.
Para que estas familias sepan que aquel día nació el Hijo Dios. Qué Dios se acordó de nosotros y mandó a su Hijo.
Las personas que viven en La Puna nos necesitan a todos nosotros. Tenemos que explicarles porque esos días son de fiesta.
No podemos eliminar el hambre y la miseria del mundo, pero sí podemos aliviar el sufrimiento de alguien empeñándonos en primera persona. Es esto lo que Dios nos pide, que pongamos en práctica lo que Su hijo dijo: 'Tuve sed y me dísteis de beber, tuve hambre y me dísteis de comer, estuve desnudo y me vestísteis'".

Pregunta: ¿El Papa Juan XXIII tuvo contactos con seres de otros mundos?
Ramón: "El objetivo de Juan XXIII era transformar el Vaticano en una obra espiritual. Cambiar la religión católica. Es verdad que tuvo contactos. Somos visitados por seres superiores.
Las manifestaciones en el Cielo son reales. El Sol es una conexión directa con nuestro creador. Sin sol no hay vida. Por ello la Virgen se ha manifestado con la danza del sol, como por ejemplo ocurrió en Fátima.
Nosotros tenemos mala memoria y nos olvidamos.
La Virgen les habló a tres niños dándoles un mensaje. Advirtió sobre la corrupción en el Vaticano, sobre la mafia en el Vaticano.
Tenemos que recordar las enseñanzas de Cristo. 'Maestro quiero seguirte' 'Está bien, vende todo y sígueme'. Abandonar lo superfluo y lo pasajero, por lo eterno.
Nosotros nos burlamos del Maestro, de Su sacrificio, por eso vivimos lo que vivimos. Si tengo la posibilidad de hacer algo por los demás, de ayudar, tengo que hacerlo.
Es sencillo. Tenemos que aprender a compartir.
¿Cuántos podríamos hacer más si nos uniéramos todos por una causa? El mundo cambiaría.
En El Palomar, que está a 3.700 metros en medio de la nada, las personas tienen que caminar un día entero para llegar a la carretera principal.
Nosotros somos nada, pero tenemos voluntad.
Dios ha mandado personas de Italia para ver nuestro trabajo y para ayudarnos.
Gracias a Dios estos amigos han podido trabajar, sin que la altitud les detuviera.
Hermanos nuevos en esta vida humana, pero antigua de otros tiempos en la vida espiritual.
Han venido desde la otra parte del mundo para ayudarnos. Vienen de Italia, de Gubbio. Yo no conozco Gubbio, pero ellos están aquí y han compartido con nosotros el trabajo.
Y estoy seguro que completaremos más rápidamente nuestros proyectos gracias también a ellos. Depende de todo. Una persona sola no es nada. Somos una equipo mundial que quiere combatir contra las injusticias del mundo. Si yo estoy bien, también mi hermano tiene que estar bien. Depende de nosotros preocuparnos y hacerlo.
El mal no viene de afuera. Muchos dicen que los extraterrestres vienen a conquistarnos, pero en realidad somos nosotros el mal de esta sociedad

Pregunta: Quisiera saber algo sobre la reencarnación. 
Ramón: "La reencarnación es parte de la evolución. Una vida sola no es suficiente para desarrollarse y para encontrar a Dios. Es una ley evolutiva. Todo lo que tiene vida tiene energía, y la energía tiene que desarrollarse. También la Biblia habla de Juan el Bautista que es la reencarnación de Elías.
Jesús dijo: ‘Ya ha vuelto'. El espíritu vuelve para desarrollarse, para trabajar, porque sólo trabajando podemos evolucionar.
Sería injusto que los Ángeles nazcan Ángeles y nosotros simplemente mortales. Para mi todo es una evolución. Creo que Dios es justo. Depende de nosotros como evolucionamos. Los santos no nacen santos, pero llegan a serlo abandonando todo como madre Teresa, que consolaba y daba alivio a su prójimo en sus últimos momentos de vida.
La vida fuera del planeta Tierra existe y somos visitados por otras civilizaciones.
Pero este no contará cuando tendremos que rendir cuentas a Dios. Cuenta lo que somos en nuestra vida. 'No todos los que me digan: Señor, Señor, entrarán en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad del Padre mío que está en los cielos’.
No me sirve ver luces en el cielo si mi vida no está llena de acciones positivas, porque si no lo está, el resto sólo es ego. Tenemos que amar a nuestro prójimo como Él nos ha enseñado”.

Pregunta sobre la incineración. 
Ramón: "Hace falta esperar tres días. Tiene que cumplirse un proceso espiritual entre espíritu y materia. Después de tres días el cuerpo sólo es carne”. 

Pregunta sobre sus experiencias de contacto. 
Ramón: "La manifestación que tuve cuando tenía 18 años y el mensaje que la Virgen me dio es exactamente lo que estoy diciendo. Hay también más, pero todavía no ha llegado el tiempo. Pero os puedo decir que hoy se ha cumplido el 99% de lo que me había predicho”.
Las personas se acercan para saludar y abrazar a Ramón y lo circundan de amor. El carisma de este hombre y la luz que emana son tangibles.
Un hermano de nuestro Espíritu que hemos encontrado en esta vida. Todos nosotros volveremos a casa tan llenos y vivos dentro que sentimos una fuerte sensación de nostalgia por todas las enseñanzas que nos ha transmitido.
Un gran hombre, inmenso, que se hace último entre los últimos. Gracias Ramón. Te queremos mucho.

Claudia Marsili y todos los chicos de Gubbio 
 Salta, 11 de noviembre de 2018

Mensaje adjunto:
- Funima, una Obra cristiana de amor y solidaridad


Fuente:delcieloalatierra.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

WEBS AMIGAS

SITIOS RELACIONADOS

RADIOS AMIGAS

RADIOS AMIGAS
VIERNES DE 17 a 19 HS ARGENTINA.

.:: La Vida y el Universo ::. Órgano de Difusión Independiente | Copyright © 2009 Designed by fermin8a | diseño

Ir Arriba